Sustancia ilegales en mi curso de email marketing

En el email de hoy pensaba mandar una breve reflexión sobre la gestión del tiempo.

Pero cosas de la vida, no tengo tiempo.

Y eso no demuestra nada bueno, más bien al contrario.

Pero eso, para mañana o pasado, cuando vuelva a tener tiempo.

 

 

Ahora quiero dejar esta opinión no solicitada de Davinia (@ miuniverso_ digital)

“Hola Isra,

De verdad, deberías saberlo.

Que tus cursos tienen psicotrópicos. Si no, no me explico lo que me pasó esta noche.

El Martes me llegó tu curso de Email Marketing y ayer antes de ir para cama estuve leyéndolo un buen rato.

Ideas para sacar contenido y demás.

 

 

Nada extraño hasta aquí. El problema vino cuando me fui para cama o, más bien, cuando me desperté de madrugada.

Mi cabeza estaba como loca, con mil ideas. Como si no hubiera un mañana: una tras otra, sin parar.

Me tuve que levantar y empezar a apuntar.

 

 

Llevaba medio año sin publicar en las redes sociales porque no tenía nada interesante que compartir y ahora tengo material para hacer, al menos, 20 publicaciones (las acabo de contar).

 

 

A ver…que el curso es de Email Marketing, pero como yo no tengo newsletter propia, sino que la escribo para mis clientes, me lo he guardado para mis redes.

Gracias por ser tan claro y tan distinto a todo lo que hay por ahí.

Un abrazo”

 

 

Bien.

Cuando alguien me pregunta cómo saco ideas para escribir todos los días email…

La respuesta es sencilla, del mismo sitio que las puede sacar cualquiera.

Del mismo.

 

 

Así que si tienes problema para genera cientos de ideas, lo mismo mi curso de email marketing te interesa.

Y si, además, quieres convertir todas esas ideas en verdaderos ángulos de venta y aplicar el marketing de respuesta directa en tu negocio…

Pues todavía mejor.

Esa es la diferencia entre vender y no vender y eso es lo que enseño.

En caso de buscar ayudar, mira aquí.

Email marketing

Isra Bravo.

*Copywriter Isra Bravo