Una demostración real de por,qué los haters son tontos muy tontos

Mira.

Te voy a poner un ejemplo claro de la importancia de mandar un email diario para DOMINAR tu negocio. (El final del email le gustará a la Ministra de igualdad, si es que lo entiende).



Hay algo que todo el mundo tiene claro.

Si las cosas te van bien, tendrás haters.

Si las cosas te van muy bien, tendrás muchos haters.

Si las cosas te van la hostia de bien, los haters serán legión.



¿Mi opinión no solicitada de hoy al respecto?

Disfruta y alimenta a los haters.

Como al chivato del colegio para reírte un rato.

Como al trepa del trabajo para sentir pena otro rato.

El mundo necesita tontos para mantener el equilibrio.



Te cuento esto por una opinión no solicitada que recibí de Alejandro (guillermomella)que es un ejemplo claro de cómo reacciona un cliente satisfecho cuando los haters aparecen.



Ojo, cuando digo cliente satisfecho no digo afiliado, ni interesado, eso se llama interés comercial.

O estafa piramidal, depende.

Lo que dice Alejandro es lo siguiente:


«Hola, Isra:

No acostumbro opinar de tus correos diarios. Esta es apenas la segunda vez que lo hago.

No quiero que lo tomes como un acto de desagravio, pues no lo necesitas.

La gran calidad de tu trabajo habla por sí solo.

He leído y visto mucho acerca de copywriting y lo que he aprendido contigo es sin duda lo mejor. Por lejos.

De más está decir que tengo asimismo una gran opinión de ti, como persona, por tu manera de hacer las cosas”.



Este comienzo era respuesta a un email que comenté de un hater. Por eso ahora viene lo que viene, para ponerte en contexto, sigue Alejandro:


Esto es solo para decirte que maleducados y envidiosos los hay en todas partes. En todas las culturas. Cuando te empieza a ir bien, hay gente que no lo soporta.

Y ese tipo de actitudes habla a gritos de ellos más que de uno como persona”.



El hater comentó que vender con esta crisis era de malo malísimo peor que los malos malísimos de la Marvel.

Luego se fue a ladrar a un foro donde se inventó que le mandé correos y dijo que mi lenguaje invitaba a la violencia.



Sigue Alejandro:


¿Qué vender ahora es falta de ética apabullante?

Por Dios. Todos vendemos algo. Siempre. Desde un orador con sus discursos, pasando por un vendedor de frutas en el mercado, un político o un profesor, con sus ideas.

Si dejáramos de vender, el mundo se detendría.

Un abrazo grande”.



Bien.

Esto es algo habitual cuando haces dos cosas.

-Vendes algo que merece la pena.

-Vendes y tienes comunicación con tu lista todos los días.

La mejor manera de protegerte de los haters es reírte de ellos.



Y…

Hablar tú todos los días.

Tarde o temprano, si no los tienes ya, tendrás haters, y sinceramente, te debería preocuparte no tenerlos.

Eso sí que sería jodido.



Bueno.

Tengo un curso de email marketing.

Es para mandar tú.

Es para mandar todos los días.

Eso te protege y te hace fuerte y atractivo.

O atractiva, por supuesto, no se vayan a ofender los progres que estén hoy de guardia.

Curso de email marketing

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo