Vendenada. Yo quiero tener un millón de amigos

Depende del tiempo que lleves en este circo de emprender online…

es muy posible que tengas más cosas que desaprender que aprender.

 

A ver.

Esto que voy a contar es importante.

Habrá quien se ofenda.

Y habrá quien venda.

Es lo que hay.

 

Cuando Calvin Coolidge, presidente de EEUU, tenía que recibir montones de personas al día…

buscando lo suyo,

uno tras otro.

Recibió la visita de un gobernador que le dijo:

“Señor presidente, no entiendo cómo puede reunirse usted con tantas personas todos los días en tan pocas horas”.

 

El presidente le miraba y callaba.

Repito, le miraba y callaba.

Y el otro seguía…

“Usted a la hora de cenar ya habló con todas sus visitas. A mí me dan las tantas de la madrugada y todavía me dejo la mitad para el día siguiente.

 

Entonces Coolidge, muy serio, le dijo:

“Sí, eso te pasa porque tú hablas”.

 

Volvamos al 2020.

Alguien que nunca ha descargado camiones, está viendo un vídeo en youtube de “cómo ligar con esa chica que tanto te gusta pero que te ignora porque eres feo y pobre”, y le salta un anuncio.

Oh.

 

El anuncio que podría cambiar su futuro.

Oh oh

 

Y en el anuncio sale un tío que le promete que si le hace caso será rico y guapo.

Joder, es que es irresistible.

 

Y como es un buen vendenada, le mete en un trainig gratuito más largo que la Muralla China y le dice que para triunfar en internet tiene que…

(atiende)

hacer…

14 vídeos.

Ir a 17 eventos presenciales a dar palmas con otras personas que tampoco ligan.

14 embudos.

27 segmentaciones.

Tener presencia en Instagram.

Retuitear a los referentes.

No vender el primer día.

Ser buena persona.

Levitar y resucitar.

Tener una misión y soñar muy fuerte y ser todavía mejor persona.

 

Bien.

Paga tres salarios mínimos y nos vemos dentro.

Y lo mismo sale del curso como ha entrado, pero con un millón amigos, como Roberto Carlos.

Entonces, cuando pasa la euforia inicial se da cuenta de que con el millón de amigos está muy feliz, pero que más feliz estaría si vendiera un millón de euros.

Y le pregunta al gurú vendenada que si tiene algo más especial porque siente que ha nacido para cambiar tantas vidas que va a mover hasta el eje de la tierra.

Y el vendenada le dice:

“Te voy a dar una mentoría muy premium, que vale más que un apartamento en torrevieja, para enseñarte por qué lo que te he enseñado hasta ahora no sirve para nada”.

 

Grande el gurú. Muy grande.

A ver, con una mano te vendo la droga.

Con la otra mano te ofrezco el centro de desintoxicación.

Eso es más antiguo que los cuernos.

Y funciona. Hoy día funciona. ¿Cómo no va a funcionar?

Para el que escucha, claro.

Curso de copywriting

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo