Vender con la terminología “Ciega”

Una cosa, ¿conoces la serie vikingos?

Alguna vez hablé de ella por aquí, hace tiempo.

Estoy con la nueva temporada y pasó algo grande.

Resulta que el hijo tullido del Rey Ragnar, Ivar “sin huesos”, se ha casado.

Y todos saben que no puede tener hijos. Imposible.

De cintura para abajo no vende.

Pues bien, su mujer se ha quedado embarazada.

Oh.

 

¿Y qué hizo el “sin huesos”?

Pues lo que haría cualquier hombre sensato, se proclamó hermano de los dioses. O sea, un nuevo Dios.

Un vikingo vulgar y corriente pensaría que su mujer vikinga le engaña con otro vikingo, pero este no, este es Dios.

Muy bien. Es una manera de verlo.

 

Y sobre maneras de ver las cosas, la mayoría de la gente, cuando escribe anuncios publicitarios, tiene el mismo problema.

¿Qué problema?

Que no sabe ver la terminología “ciega” para sacar un rendimiento extraordinario a sus campañas.

Tiene las cosas delante y no las ve. Como el vikingo.

Es algo que explico al detalle en la página 7 del boletín de marzo.

Abres el boletín, vas a la página 7 y te explico este concepto y cómo utilizarlo a tu favor.

No hace falta ser creativo.

No hace falta estudiar marketing.

No hace falta ver la serie de vikingos ni buscar la explicación más enrevesada.

No hace falta grabar vídeos lacrimógenos diciendo que tienes tantos valores que te van a nombrar paloma de la paz de tu barrio.

Nada de eso.

Solo hace falta saber leer. E implementar, claro.

En el momento que aprendes cómo utilizar la terminología “ciega” (lo verás con ejemplos de anuncios que utilicé en otros sectores llegando a un CTR del 29,57% en Google ) y la psicología que hay detrás…

pues cada vez que tengas que hacer tus campañas, solo tendrás que saber leer.

 

En todo caso, el 31 de marzo a las 23:59h este boletín pasa a mejor vida y no lo ofreceré más.

Toda la información del curso de email marketing y el boletín aquí:

www.emailparatrevidos.com

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo