Vender con redes antisociales

Ayer fue un día muy curioso.

Mira.

Hizo un día espectacular en Gijón y me bajé a jugar a la playa con mi pequeña. Me quemé.

Te cuento:

A primera hora hablé con mi abuelo para felicitarle que el otro día cumplió 100 años.

Me dijo, “estoy bien, lo que pasa es que si me caigo, ya no me puedo levantar, así que no me levanto”.

 

Luego bajé a la playa y eso, que me quemé.

Me pasa porque hice un anti-pacto con el diablo y me dejó calvo y con la barba blanca a los 30.

Entonces, si me da mucho el sol parezco un guiri a punto de saltar por un balcón.

Aunque hoy ya está dorado y tengo un toque de galán de telenovela de bajo presupuesto.

 

Bien.

Pero lo más raro del día fue un mail que recibí de una agencia de marketing. Me dijeron esto, copio y pego:

“Hola Isra.

Es un honor charlar contigo.

Soy XXX de la agencia XXX XXX sigo tu trayectoria y me parece que puedo ayudarte.

Somos una importante agencia con miles de seguidores en RRSS, solo en Instagram más de 80.000 y veo que no trabajas nada en ningún canal social con el considerable aumento de ventas que esto tendría para ti.

Lo podemos hacer con bajo presupuesto. ¿Te ayudamos a vender?”.

 

Así, complicado.

Si tienes 80.000 seguidores puedes empezar por venderles a ellos, ¿no?

Vamos, no sé.

En fin, cosas raras.

Y sobre cosas raras, en mi boletín de mayo que va junto al curso de email marketing (límite el 31 de mayo a las 23:59h) te explico qué respuesta daba para vender servicios y cómo lograba ganar credibilidad sin rastro de prueba social ni redes sociales.

Parece raro al principio, pero si lo analizas y profundizas un poco, verás cómo puedes aumentar el deseo de la otra parte haciendo justo lo contrario a lo que se supone que tienes que hacer.

A ver, esto no es para perseguir gente, ni es para aparentar que tienes muchos “amigos” virtuales.

No es para ese perfil. No es para niños.

Es para los otros.

www.emailparatrevidos.com

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo