Visión de ventas de un empresario pobre

Ayer quedé con Kolko.

Mi amigo ruso rumano moldavo empresario y pobre.

Y le conté que me habían sacado en uno de los blogs más importantes de España para hablar de copywriting.

Un blog que no es de copywriting, es de negocios.

El otro día.

En un blog serio. No es la primera vez que me pasa. Hace más de un año salí en otro que me trajo clientes que todavía conservo.

 

Y Kolko me dijo que por qué no lo ponía en mi web.

-Isra hijo putar. Tu poner ahír para que gente ver que tu ser buenorrr i importanter. No ser tontor. Tu poner.

 

Pues mira, no estoy de acuerdo con Kolko.

Kolko es un tío que está plantando fabes en Rumanía para luego venderlas en Asturias.

Está seguro de que se hará rico porque nadie notará la diferencia, y todo le saldrá más barato porque tiene a sus primos rumanos trabajando sin cobrar.

Él me lo contó así, mira a ver qué te parece:

 

-Isra cabronazor… yo llevar semillar fabes a Romania. Climar ser igularrr que aquírr. Luego poner primos fumetar a trabajar que son vagos y no hacer nada allí. Así que tener trabajadorres sin pagar euro. Recoger fabes, traer camión aquírr y vender mitad de preciorr. Negociorr redondorr.

-Es cierto, nada puede salir mal. Es el negocio de fabes más revolucionario que vio la humanidad.

 

Bien.

El otro día di una formación y un tipo me dijo, muy amablemente, que si quería un vídeo o poner el logo en mi web, que estaba a su disposición.

Muy majo, la verdad.

Pero es que me pasa como con las fabes rumanas, no me llama la atención eso.

Hay formas mejores.

Además yo enseño copywriting no cómo ser popular en Instagram

Y si uno quiere aprender copywriting (de verdad)… ¿qué es lo más importante?

Pues eso, aprender copywriting.

Para los que lo entienden:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo