3 cosas. No una. No dos. 3.

Las barricadas se alzan siempre por cuenta de la burguesía, que crea falsos mitos de progreso.

Franco Battiato.

 

 

Uno de los mayores problemas a la hora de redactar una buena carta de ventas, es darle importancia a las cosas que no la tienen.

O sea, no es solo que para mucha gente sea complicado saber qué tiene que poner ahí (algo lógico), en la página donde hay que vender nuestras cosas.

Un problema igual de grave es poner cosas que no se tendrían que poner.

Reclamos menores.

Cosas sin importancia.

Vaguedades.

Leo muchas cartas de venta donde se destacan cosas que no son relevantes.

Cosas que no importan. A veces tengo la sensación de que ni siquiera le importan al que lo ha escrito.

 

Otro problema muy habitual, es el poco atractivo emocional que tienen esas cartas.

Mira.

No soy escritor, no tengo ni idea de escribir, pero por mi trabajo, tengo que leer y leo con gusto cientos de cartas al año, y la mayoría, parecen escritas por el profesor más aburrido que tenías en el colegio.

No hay carga emocional.

Nos emociona el cine, las novelas, la intriga, el se xo, la vida y la muerte. Rara vez nos emocionan los libros de lógica.

 

Y otra cosa, otra cosa importante…

Muchos creen que el camino de la mayoría es el camino para llegar a buen puerto.

Y eso solo es cierto si no quieres llegar muy lejos.

Hacer lo que la mayoría, copiar lo de la mayoría, resultados de la mayoría.

O sea, pocos.

 

Bien.

Tengo un curso donde enseño a escribir cartas de venta.

Hay que tener más personalidad que los pins de la nevera y vender algo que el mercado quiera.

Esos dos requisitos son imprescindibles. Sinceramente, los veo sencillos de cumplir. Muy sencillos.

 

El curso te enseña cómo escribir una buena carta/página de ventas.

No sé lo que vendes, es posible que lo amortices con una sola venta. Pero eso no lo sé.

En el curso también te hablo de los errores más habituales

Y también atiendo el soporte personalmente.

Llevo años haciendo esto.

 

Aunque quizá esto no sea importante para ti.

Puede ser que no lo necesites o, simplemente, podría ser que pienses que yo no soy bueno en este circo.

Puede que pienses que soy mediocre.

O malo.

O muy malo.

O pin de la nevera.

Nada en contra.

 

O más fácil aún, que no tengo nada que enseñarte.

Eso también podría ser, por supuesto.

 

Para los demás, recomiendo leer este enlace:

Páginas de venta en venta. 

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo