Cómo ganar en una negociación

El sábado estuve en el cine viendo Aquaman.

Yo quería ver Silvio, que me la recomendó Abel Micheletti (aclaro apellido porque ayer hablé de otro Abel, de Hablemos de Golf, pero este Abel, se dedica al tema inmobiliario) un tipo muy, muy majo que compró Copywriting para atrevidos y que nos intercambiamos mails.

 

Me dijo: «Isra, debes ir a ver Silvio, hay una escena que es el perfecto decálogo de ventas y me acordé de ti.»

 

El caso es que el sábado le dije a mi pequeña:

-Oye, vamos al cine a ver una película de un señor que se llama Silvio. Silvio Berlusconi.

-¿Quién es ese señor? ¿Tiene poderes?

-Creo que sí tiene poderes.

-¿Como Aquaman?

-No, de esos no.

-Barbasexy, yo quiero ir a ver Aquaman. Está súper cachas y tiene un tenedor gigante para luchar.

-Pero Silvio es millonario, cantó en yates de lujo y se hizo un injerto de pelo. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

-Papi, yo quiero ver Aquaman que está cachas y lucha con un tenedor gigante.

 

Al final cedí, así que ya iré a ver Silvio en otro momento. Lo del tenedor gigante es un argumento de negociación difícil de rebatir.

 

Bien.

Sobre argumentos de negociación. Mucha gente no le da importancia a cómo presenta los presupuestos.

Alguien contacta con ellos y hacen una descripción.

 

Ejemplo:

Tienes una página para diseñar webs y cuando te piden precio y demás dices:

Página web 500€

Mantenimiento 100€. Dos meses incluidos.

Total 600€.

Y ya está. Así lo entregan. Mal hecho. Eso es un descripción.

Los presupuestos, deben ser como cartas de venta. Deben dar una visión al lector. No una descripción. Una visión.

Así aumentarás considerablemente las conversiones.

Bueno, todo eso lo explico aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo