Cómo salvar un negocio al borde de la ruina gracias a un empleado borracho en plena guerra fría y que sobrevive a nuestros días.

A continuación una historia de negocios.

Algo extraordinario.

Esto no es muy normal.

 

Cuando la marca smirnoff (los del vodka que mezclamos con zumo de tomate para alimentar nuestro lado vegetariano) estaba a punto de cerrar, pasó una cosa.

Un operario puso vodka en una botella de whisky.

Quizá estaría borracho. No sé.

El caso es que puso vodka en una botella etiquetada para whisky.

 

¿Y qué pasa?

Pues que en plena guerra fría y casi en la quiebra, los del vodka no encontraban la manera de entrar en el mercado USA.

Y ellos querían entrar ahí, claro.

Pero la palabra vodka no encajaba con los yanquis. Era una palabra demasiado rusa.

Y cuando el operario borracho se equivocó, un vendedor listo que pasaba por allí pensó…

Lo vamos a vender como whisky blanco.

Lo llamaron así para introducirlo en el mercado americano.

Y el resultado fue la compañía que son ahora.

 

Esto es una historia bastante extraordinaria.

Empresa a punto de quebrar, ruso borracho mete donde no debe, comercial listo pasa por allí, whisky blanco y la gloria.

 

Si la mayoría de nosotros tuviéramos que vivir buscando una casualidad tan grande, un suceso tan extraordinario, es casi seguro que no podríamos hacer gran cosa por nuestros negocios.

Pero la buena noticia, es que las cosas ordinarias, las cosas que nos rodean..

una cafetera,

un copywriter, un fontanero, unas flores, una lavandería a domicilio,

todo eso, todas esas cosas tan cotidianas, que están ahí, puede ser extraordinarias y relevantes para los demás.

Y traer muchísimas ventas.

 

¿El “truco” de esas historias?

Saber contarlas.

 

Alguien pensará que manejar el storytelling no es algo importante.

Que eso son tonterías.

Cosas que no van con ellos o en negocios “serios”.

Que donde esté un buen equipo multidisciplinar e ir de la mano del cliente porque su éxito es nuestro éxito, que se quiten los relatos de marca.

Es muy respetable.

Para los demás.

Storytelling

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo