Vale, ¿entonces, cómo podemos montar nuestro relato?

Cuando alguien monta una web y piensa en qué textos poner se hace preguntas tipo…

¿Qué servicios ofrecer?

¿A qué precios?

¿Pongo el botón rojo o mango?

¿Salgo en la foto desenfadado o narcotizado?

Y así.

 

¿Son estas malas preguntas?

Pues no sé, no digo que sean malas.

Ahora, veo complicado, realmente muy complicado, generar emociones y reacciones si pones la lista de tus servicios y los precios.

Lo digo porque lo mismo es más de lo mismo.

 

Entonces, las marcas más inteligentes hacen lo siguiente:

Relato de marca.

Le dan personalidad, fuerza, presencia. A la propia marca.

No atacan el servicio, atacan la marca.

Y la gente, una vez tiene claro qué haces y sobre todo, te has grabado en su cabeza, ya se interesa por lo que sea que vendas.

Esto funciona así.

Si te saltas el paso de la emoción y la reacción, mal.

Esto lo saben y lo aplican las grandes marcas, y también lo pueden hacer las pequeñas, por supuesto. Muchas lo hacen.

 

Vale, ¿entonces, cómo podemos montar nuestra relato?

Pues, en el bloque II de tu masterclass de storytelling, te hablo de la psicología de ventas contando historias.

Y te digo, paso a paso, qué estructura debes utilizar para hacerlo.

En contra de lo que mucha gente piensa, el poder de las historias no solo está presente, es que con internet se ha multiplicado el efecto y la posibilidad de alcance.

 

Sinceramente, te invito a que lo pruebes.

Por un lado, pon….

Servicio de consultoría de sexador de pollos, 600€, por ejemplo.

Y por otro, utiliza la psicología de ventas contando historias.

Vas a ver la diferencia.

Vas a ver las reacciones.

Vas a ver el interés.

Vas a ver las ventas.

Bien.

Si necesitas ayuda al respecto, mira a aquí:

Ganar dinero contando historias

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo