Gary Halbert se ríe

Una cosa muy divertida es leer alguna carta del maestro Gary Halbert con expresiones tipo…

“Una imagen vale más que mil palabras”…

en una carta de ventas con miles de palabras y ni una sola imagen.

 

Bueno.

Esto tiene todo el sentido del mundo.

La frase “una imagen vale más que mil palabras” lleva imágenes a la cabeza del lector.

Al margen de lo que tenga de cierto.

 

Es realmente divertido escribir largas cartas de venta y decir cosas como…

“Una imagen vale más que mil palabras”.

o

“Está claro, hoy en día nadie lee”

 

El poder de las palabras, cuando están escritas de manera correcta, es tan alto que te pueden estar diciendo lo contrario a lo que estás leyendo o viendo, y aún así, que el lector esté dando la razón al texto.

Eso no tiene nada de malo, claro.

No es porque la gente sea “tonta”. Ese es otro debate.

Esto es, sencillamente, porque no vemos palabras, vemos imágenes en nuestras cabezas.

Y las palabras las crean.

 

Entonces las palabras son solo un vehículo para poner esa imagen en la cabeza y trasmitir con ellas cosas tan contradictorias como que…

“nadie lee”

o

“una imagen vale más que mil palabras”.

 

Y si lo haces bien, la gente puede leer 5000 palabras seguidas sin una sola imagen y acabar convencido de que nadie lee y que las imágenes expresan mucho mejor que las palabras.

Sin duda, es divertido.

 

Bien.

La mayoría de la gente que anda montando sus negocios en Internet está mucho más preocupada de su imagen que de sus palabras.

Pues muy bien. Nada en contra. Ellos sabrán.

No soy el propietario de la palabras.

No necesitan que yo las defienda.

Ya lo hacen ellas solas.

 

Dicho esto, tengo un curso para escribir una buena carta de ventas.

Lógicamente, vas a tener que escribir.

Si crees que eso es una pérdida de tiempo, pues no lo compres.

Para los otros:

Curso de cartas de venta

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo