Problemas de dinero

La solución a cualquier problema en la vida es una buena carta de ventas.
Gary Halbert

 

 

El otro día me preguntaron por email algo que lo mismo te interesa.

Mira.

Esta fue la pregunta: “Todavía no tengo creado mi curso. ¿Crees que tu curso de cartas de venta me puede ayudar o me espero?”

 

Respuesta rápida como vendedor interesado en vender sus cosas.

Sí.

Respuesta como vendedor interesado en vender sus cosas honestamente.

También.

 

A ver, algo que se lleva diciendo décadas, no que me haya inventado yo esta mañana mientras paseaba por el monte, es que si puedes, si la ocasión lo permite, deberías escribir tu carta de ventas antes de crear tu producto, servicio, curso o lo que sea que vendas.

 

¿La razón?

Bueno, hay muchas y no las voy a poner aquí.

En todo caso, esto es así.

¿Es mi opinión no solicitada de hoy?

Pues no, esto es así y punto. Lógicamente no siempre tenemos la oportunidad, pero si se puede, es algo que sin duda, debemos aprovechar.

 

Bien.

Esto te lo cuento porque he tenido muchos trabajos y mucho contacto con vendedores.

Los he conocido buenísimos, buenos, normales y regulares.

Y luego hay gente tan mala vendiendo que no cerraría ni un cajón, cómo para cerrar una venta.

Pero en todo caso, lo más importante de todo es que cualquiera puede aprender.

Cuando uno quiere perder peso se quita la bollería industrial.

Y cuando uno quiere vender debe quitarse el ruido.

Ruido de gente que no tiene idea de enseñar cosas realmente útiles, pero que tienen amigos, influencias y comisiones y están enseñando a un montón de pardillos cómo coño ganar dinero en Internet.

A pardillos sin amigos ni influencia.

Entonces, como lo que les enseñan son cuentos que sin amigos ni influencias sirven de nada, pues no venden.

Es lo que hay.

 

Mira, si quieres ganar dinero en internet vas a tener que saber hacer algo.

Ofrecer algo decente que la gente quiera.

Y vas a tener que unir lo que la gente quiere con lo que tú ofreces.

Y no hay que hacer el payaso, hay que vender.

Es un proceso sencillo y la gente se complica la vida.

Y paga dinerales por cursos sobrevalorados para que se la compliquen todavía más.

 

Bueno.

Tengo un curso. No salgo en vídeo fingiendo ser un buen chico.

Tampoco hay ruido.

El que resuelve las dudas no es Raúl, el hámster de mi hija, soy yo.

En el curso enseño cómo utilizar la persuasión escrita y vender lo que tengas que vender a quien toque.

Es para escribir cartas de ventas.

 

Si haces eso bien, puede que tengas problemas de pareja, problemas mentales, problemas con tu perro, problemas de peso, problemas de erección y otros  problemas del montón.

Pero problemas de dinero, no.

De los otros, quizá.

De dinero, no.

Es algo obvio, lógicamente.

Curso de cartas de venta

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo