Había 3 razones

El otro día leí un artículo, sinceramente, no recuerdo donde, pero decía que había 3 razones que hacían imprescindible aprender copywriting en la “nueva economía”.

¿Estoy de acuerdo?

No.

Hay muchas más y ya las había de antes.

 

En este artículo, que me gustó y decía cosas que los que trabajamos desde dentro podemos confirmar, aseguraba que las tres razones, eran estas:

-Todo negocio es venta. La venta lo es todo.

-Saber escribir textos que venden, es el acto de poner por escrito el mejor argumento de ventas.

-Los negocios que mejor escriben, más ganan.

 

En mi opinión no solicitada de hoy esto ya pasaba bastante antes de la “nueva economía”.

En todo caso, que ahora más gente vea en el entorno online la gran posibilidad que es, hace que sin duda sea imprescindible “saber escribir”.

Antes también.

Ahora es vida o muerte.

Es lo que hay.

 

“Saber escribir” no ocurre por accidente. Es un trabajo y se mejora con la práctica. Como con casi todo, nada nuevo bajo el sol.

Y sin lugar a dudas, el que “mejor escribe”, más gana.

Y a “mejor escribas”, más ganas.

 

¿Mi recomendación dependiendo del caso?

Bueno, si tienes un negocio y te lo puedes permitir, contrata un copywriter.

Pero no un copywriter de 250€ la carta de ventas. Estamos hablando en serio.

Solo el tiempo que un copywriter se tiene que pasar escuchando lo que le tienes que contar de tu negocio, ya vale mucho más de 250€. Solo eso.

Sin escribir ni una palabra.

Si no te puedes permitir contratar un copywriter profesional, siempre puedes formarte.

Es más, y aquí barro para casa, deberías formarte de todos modos. De hecho, algunos de mis mejores clientes son empresas que forman conmigo a algunos de sus empleados.

 

Bueno.

Te soy completamente sincero si te digo que no pretendo convencerte de nada, para mí, es tan obvio que la redacción publicitaria (copywriting, que vende más) es absolutamente vital en la vida de cualquier negocio, que si alguien no lo ve, no tengo que perder el tiempo en convencerle.

 

¿La razón?

Es simple, hay muchísima gente que sí lo ve.

Gente suficiente como para que yo, y otros 9000 pudieran estar escribiendo los próximos 150 años, por tanto, no hay motivación de convencer al que cree que se puede escribir de cualquier manera.

Al que piensa que cualquier texto valdrá para vender lo que sea que venda.

Al que le pide al novio de su sobrina que estudió periodismo, lee mucho y no tiene faltas, que le escriba la web.

Nada en contra de los novios sobrinos. Nada de nada.

El que tenga claro que hay que “saber escribir”, genial.

Y el que no, genial también.

Es así de simple.

 

Bien.

Tengo un curso donde enseño copywriting y donde personalmente resuelvo tus dudas.

Por email. No hago webinar, que soy feo.

Si empiezas hoy, el martes que viene no vas a tener una cola de clientes esperando a tu puerta.

Olvida eso.

Si empiezas hoy, hoy empiezas a conocer desde dentro una disciplina que te hará ganar tanto dinero como estés dispuesto a trabajar.

Como cualquier buena disciplina altamente rentable y muy cotizada.

Esto también es simple de entender.

No tengo un circo.

Copywriting para atrevidos.

PD: Por cierto, en el módulo II hablo de un circo. Un circo de verdad. Quizá ese ejemplo te ayude mucho a vender lo tuyo. Es un frase, no te pienses que te voy a contar mi vida en cada concepto. Es arriba. Arriba. Arriba.

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo