Hablemos de los milagros de la “vieja escuela»

El curso del que te quiero hablar hoy, lo saqué el 1 de mayo de 2018.

A la venta en mi web.

(Se registró en el Ministerio de Cultura el 2 de enero de 2018 con su ISBN correspondiente y con 163 páginas.

Poner las páginas es obligatorio para registrarlo en el Ministerio.

Actualmente tiene 112 páginas porque quité y actualicé cosas para hacerlo más ligero.

Me he dado cuenta de lo de las 163 páginas de aquel primer registro porque tengo los papeles delante).

 

Bien.

Es un curso milagroso.

Mira, que no es broma.

Por lo visto, yo en noviembre de 2017 era un borracho que no sabía escribir ni tenía idea de copywriting.

Y en poco más de un mes (entre medias está crearlo, ojo), pasé de eso, de ser un borracho que no sabía escribir ni enfrentarse a una hoja en blanco, a crear un curso de copywriting que han hecho más de 420 personas y que tiene tan buenas críticas, que se vende solo.

Me refiero a que alrededor de 2 de cada 3 compradores, son recomendados por otro comprador.

Y no solo eso, se vende solo y las mejores críticas las hace gente que ya vive del copywriting y conoce esta disciplina en profundidad.

Y todavía hay más, en esa primera versión del curso, salían ejemplos de una clienta con la que ya trabajaba, con extraordinarios resultados, desde bastante tiempo atrás.

Una clienta con nombre y apellidos, con web y donde mostraba mi trabajo público y la trastienda de lo que hice detrás.

 

¿Cómo es eso posible?

¿Será que soy de la «vieja escuela»?

No creo que sea eso, pues la vieja escuela es un concepto, una corriente, una fuente de inspiración y/o aprendizaje.

Pasa en todos lo ámbitos y disciplinas, hasta en fútbol. El otro día estaba viendo un documental sobre el Ajax de Amsterdam.

Decían que los jugadores de este equipo, desde las categorías inferiores, siguen los modelos de la “vieja escuela”.

A ver, no quiere decir que los jugadores de Ajax tengan 95 años, eso no es necesario. En serio, no tiene que ver con la edad.

Para más dudas, conviene leer a Gustavo Bueno.

 

Bien.

Pues lo que te decía del curso, si realmente en noviembre de 2017 era un borracho analfabeto en copywriting y el 2 de enero de 2018 ya tengo creado y registrado y poco después ya a la venta uno de los cursos de copywriting (con ejemplos de clientes reales con los que trabajé con grandes resultados) mas reconocidos del sector, pues entonces…

deberías formarte conmigo, porque soy un genio. Vamos, no lo dudes.

Soy realmente un mesías 3.0.

Brillo en la oscuridad.

Levito.

Soy un cambiavidas que abre los mares a su paso.

Soy el caso de copywriting más extraordinario que han dado los tiempos.

Soy un caso de éxito tan, tan extraordinario que los de la Marvel me deberían hacer una película.

Eso sí que es una transformación y no la de Spiderman.

 

Pero la realidad, por suerte o por desgracia, es más sencilla y sensata.

No soy un genio, vamos, nada más lejos, eso sí, vender vendo bastante gracias al copywriting desde hace años.

Y si necesitas ayuda para hacer lo mismo, este curso lo mismo te interesa:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo