La mejor posdata de amor que he visto en todo el 2019, aunque en realidad la vi hace más de 10 años.

Hablemos del amor.

Hablemos de “enamorar” a nuestros clientes.

Mira.

El fascinante Richard Feynman le escribió una carta de amor a su mujer.

Bueno, le escribió muchas, pero yo te quiero hablar de una. De la que le escribió a su mujer muerta.

Se la escribió un año y medio después de morir. Y además de su ternura, de su inmenso dolor y de su vacío, hay optimismo y orgullo.

Y tiene una de las mejores posdatas que puede tener una carta de amor, dice así:

«PD: Disculpa que no envíe esto por correo, pero no sé tu nueva dirección».

 

Bien.

Hasta donde yo sé, Feynman no utilizó una plantilla para escribir la carta a su mujer.

Vamos, es algo que tengo pensado preguntarle a él o a su mujer cuando me los encuentre, pero creo que no.

Y eso que le escribió muchas cartas. No sé, lo mismo utilizó 1500 plantillas.

-¿Una cena especial? Una plantilla para rellenar un par de huecos y lograr tus objetivos en cenas especiales.

-¿Pedir perdón? La plantilla infalible para que tu mujer te perdone aunque te hayas liado con tu cuñada. En esa plantilla lo único que tienes que hacer es rellenar el hueco en blanco con tu nombre y el de tu cuñada. Lo demás, es infalible como está.

-¿Emborracharte con tus amigos? La plantilla especial “hoy llego tarde, borracho, haciendo el imbécil y que tú me rías las gracias”.

-¿Ver el baloncesto en vez de el último tostón de Almodóvar? La plantilla mágica donde solo tienes que poner el título de la película tostón de Almodóvar que no quieres ver.

-¿Ir de compras? La plantilla que brilla para evitar salir de compras y ser una autoridad entre tus amigos.

-¿Hacer las camas? Para eso lo mejor es una plantilla donde te libra de todas las tareas, lo único que tienes que hacer es rellenar el hueco que está en blanco y poner que te duele la espalda, el cuello o las rodillas.

-¿Visitar a tus suegros? En ese caso debes utilizar la plantilla, “lo siento cariño, hoy tengo trabajo y creo que no dejaré de trabajar hasta primavera del año que viene”. En esa plantilla ya está todo hecho, la puedes utilizar según está.

-¿Se xo? Uff… ni con plantillas.

 

“Enseñar” a la gente a vender con plantillas, a ganar dinero (de verdad) con plantillas para email marketing, es como decir que eres futbolista por jugar a la play.

Pues vale.

Los que quieran APRENDER los fundamentos del marketing de respuesta directa y aplicarlos al email, aquí:

Curso de email marketing

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo