La venganza de los miserables que venden online

Thomas Wolfe, un escritor de dos metros que escribía de pie apoyado en su frigorífico, me dejó esta imagen:

Un tío escribiendo de pie apoyado en una nevera.

Pero no te quiero hablar de eso, que va.

Te quiero hablar de ganar dinero online.

Y escribir, por poco que sea, vas a tener que escribir.

Mira.

En este mundo online, cada día más conectado, más moderno, más buenista, y a ratos, con la desventaja de cruzarte con demasiado “corto”, se está sirviendo fría una gran venganza…

¿Qué venganza?

La venganza del escritor y la venganza del vendedor.

¿Pero qué dices, idiota?

Calla.

El vendedor siempre ha sido el paria. Siempre.

El tipo que se dedicaba a vender era el que “no sabía hacer otra cosa”. Como si vender fuera fácil.

Es igual.

No es que fuera fácil o difícil, era “el que no sabía hacer otra cosa”.

Los que sí sabían hacer cosas, nunca se rebajaban a vender nada.

Vender era cutre, solo lo hacían los desgraciados, los desesperados, la gente “lista” nunca vendía nada.

Ellos no eran vendedores. El que vendía seguros, coches o vino por los restaurantes, era un tonto.

Cuando sube el paro y de lo único que hay trabajo es de “vendedor” salen un montón de pardillos a vender cualquier cosa.

Publicidad, teléfonos, lo que sea. Yo he sido de esos pardillos.

Quizá por eso esa imagen del vendedor.

Pero ahora todo el mundo quiere ser “libre”.

¿Qué es ser libre? La mayoría ni lo saben, pero lo quieren ser. Odian sus putos trabajos.

Odian a sus jefes.

Odian los atascos.

Odian no poder ir a correr a las 11:00h (organizar su jornada laboral como les de la gana) porque tiene horarios coñazo que cumplir.

Odian madrugar.

Odian no estar con sus hijos en el parque las tardes soleadas.

Odian a sus compañeros pelotas e incompetentes…

Está muy bien eso.

Pero para ser libre en este mundo actual… resulta que la mayoría, van a tener que vender.

Y lo odian jajajaj

Y no tienen ni idea jajajajaj

La tendencia (imparable) es tener que crear nuestros propios puestos de trabajo porque la “seguridad” de 50 años en la misma empresa ya no existe.

Y si tienes que crear tu propio trabajo, vendas lo que vendas y hagas lo que hagas… ¿qué tienes que saber hacer?

Pues eso. Vender. Si no vendes, no sales de mileurista o del trastero de la casa de tu madre.

Bien.

Ahora vamos con los escritores.

Los escritores, quitando los de éxito, siempre han sido marginados y pobres. (Y borrachos casi todos)

Y ahora resulta, que si tienes unas mínimas habilidades, puedes ganar un montón de pasta… ¡escribiendo! Jajajaja

Pero la buena noticia es que para ganar dinero online no hace falta ser escritor, que va…

ahora, sí hace falta saber vender y saber copywriting. Eso sí.

Te puedes seguir riendo o puedes empezar a ganar dinero.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo