Plañideras 2.0

Hace poco recibí un mail de un suscriptor y me preguntó que cuándo se tiene que empezar a vender a nuestros suscriptores.

Es una pregunta desconcertante. Entiendo que hay un montón de gurús y mini-gurús con la receta de primero “regalar valor”. Entonces te ponen un ejemplo simplón del tipo… cuando tú conoces a una persona, ¿le propones matrimonio el primer día?

Oh

Vaya comparación. En matrimonio no lo sé, pero en follar está pensando un montón de gente. El primer día y el segundo.

Bien, hablando de vender.

¿Tienes algo que interese a tu lista? Si respondes que no, ¿entonces qué vas a vender?

Si respondes que sí, ¿entonces por qué guardarlo en secreto y fingir que no quieres vender?

Si me apunto a una lista y no me enseñan la solución que se supone estoy buscando, desconfío. Lo natural es que me lo enseñen. Ahora mismo cualquiera que se apunte a mi lista, en el primer mail, le paso el enlace de la página de ventas del curso de copywriting.

Si le gusta, lo compra y si no le gusta, no lo compra o se da de baja. Ya está. Pero preocupado por “agobiar” u “ofender” por intentar vender, no estoy.

Es muy sencillo, pero mucha gente lo quiere complicar todo. Se tienen que inventar un montón de “tácticas” para vender cursos de cosas raras e inútiles llenas de bonus con sus primos “influyentes”.

Esconderse en correos “regalando valor” para fingir “ser mi amigo” es vulgar y de cobardica que se esconde bajo las faldas de mamá. Cada vez me contacta más gente que lleva meses, incluso años, con su web y no venden.

Entonces miras lo que hacen y en vez de estar vendiendo están “haciendo amigos”.

Pues vale.

En muchos casos no es culpa suya. Creen que están haciendo lo correcto porque internet está lleno de plañideras, pusilánimes y mentirosos que les dicen que hagan todas esas cosas.

Los que vienen amistados de casa y lo que quieren es aprender a escribir para que la gente lea y compre:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo