Por qué es muy bueno dejarlo a medias

“Te vuelvo a felicitar por entregarnos otra clase magistral. Un contenido increíble.

Boletín a boletín vas a hacer la biblia del copywriting”.

Una opinión no solicitada recibida antes de ayer.

 

 

Una vez, estaba en una formación para vendedores en una inmobiliaria.

El tío que nos estaba dando la formación tenía pinta de estar cansado de todos nosotros.

Pero ahí estaba, explicando cómo enseñar el piso, qué comentarios hacer, las claves para dirigirse a la mujer que es la que decide y esas cosas.

Bien.

 

Cuando nos preguntó si teníamos alguna duda, uno con pinta de no vender ventiladores en agosto ni en Sevilla, levantó la mano.

Le dio paso…

-Una cosa que no entiendo de las inmobiliarias, es para qué ponen un cartel de vendido sobre la foto de algunos pisos en el escaparate. Si ya está vendido, ¿por qué no lo quitan directamente?

 

El formador, que parecía gustarle mucho el whisky y muy poco la gente, se aflojó el nudo de la corbata y dijo…

-Pues mira, es muy fácil. Hasta tú lo vas a entender. Se hace eso porque así jodemos a la gente. Cuando la gente quiere algo y le pones en las narices que ya no lo puede tener, la gente se jode. Y si jodemos, luego vendemos. ¿Todo claro?

 

A ver, estoy casi seguro que el pardillo de la pregunta no lo pilló, pero el formador envejecido en barrica de roble era tan agresivo que no se atrevió a preguntar otra vez.

Se quedó a medias. Eso es bueno.

 

Otra cosa.

La opinión no solicitada de arriba pertenece al suscriptor, José de www. tu-reforma. es, y se está refiriendo al boletín de julio sobre cómo utilizar técnicas básicas de guión para aplicarlas al email marketing.

Los que no se quieren quedar a medias, aquí:

www.emailparatrevidos.com

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo