Respuesta de otro entrenador personal a mi email de ayer

Ayer mandé un email de un entrenador personal que me dijo que a su lista no le gusta leer emails.

Pues no sé.

Podría ser una lista marciana.

 

En todo caso, recibí esta respuesta de Eduardo Sieso de ifeelgoodcastellon. com, que además de comprar mi curso de email marketing en su momento, es suscriptor de mi membresía, copio y pego:

 

“Pues aquí otro entrenador personal que gracias a enviar un email cada día, está generando no sólo ingresos, sino una conexión y una sensación de unión brutal con su comunidad.

Desde que tuvimos que cerrar el gimnasio decidí empezar a enviar uno al día.

Y en serio, está siendo brutal.

 

También estamos dando un servicio online bastante bueno a nuestros clientes, pero el email es la guinda.

De hecho el primer mes no hemos cobrado nada por dar servicio, y hace 4 días que hemos tenido que empezar a cobrarlo.

Un precio muy simbólico, nada que ver con nuestra cuota presencial. Pero cobramos al fin y al cabo.

La cosa es sobrevivir.

Te sorprendería la cantidad de gente que me dice que se siente muy atendida, y que quiere pagar la cuota completa.

Y eso es gracias a que con un email diario puedes generar una relación, una empatía, explicar las cosas.

Vamos, que en este caso no es necesario vender nada para obtener grandísimos beneficios.

O sea, que por la parte que te toca, gracias”.

 

Bueno, está claro.

Más emails, más ventas.

Más siembras.

Más recoges.

Más.

 

Oye, que si tu público es distinto porque tu eres muy serio, tu empresa es muy seria, ellos son muy serios y prefieren que les aburras o que directamente los ignores, pues muy bien.

Nada en contra.

 

Para los que tratan con humanos tengo un curso.

Si implementas la psicología en cada email tal como te cuento, puede que sea una de las mejores inversiones que hagas para tu negocio.

Te dejo enlace por si te interesa:

Curso de email marketing

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo