Superioridad moral que mata negocios

En estos años que llevo mandando emails he escuchado cosas como:

Mandar muchos emails es spam.

Es una práctica poco ética que causa agobio.

Nunca te fíes si alguien te trata de vender.

 

Y cosas de ese tipo…

A mí eso me parece bien.

Nunca me he sentido ni aludido ni molesto. Jamás. Al contrario, me parece divertido.

Lo dirán porque les dé la gana y ya está.

A mí no me ofende que alguien diga que mi manera de entender la vida y los negocios sean poco éticas o estéticas.

No es mi problema.

Sin embargo, algunas personas, se sienten muy ofendidas cuando digo que personalizar los emails es de novato (lo es y en mi epitafio pondré:

«Hola,

si quieres aprender copywriting mira aquí…»

y NO personalizaré mi tumba con el nombre del que la mire).

O que el 95% de los embudos de venta al estilo Jeff Walker, con tres vídeos y fiesta webinaria al final, son una pérdida de tiempo y de dinero.

 

Bien.

En mi opinión no solicitada de hoy, todo el mundo quiere vender, pero algunos necesitan ponerse un traje ético y hacer como que no te quieren vender, para sentirse moralmente superiores.

La superioridad moral es uno de los males de nuestro tiempo, además, mata muchísimas ventas.

 

¿Por qué?

Porque una cosa es el contraste y otra la contradicción.

En fin.

En mi boletín de junio, te hablo de un concepto de ventas realmente efectivo que llamo venta lateral. (No tiene nada que ver con marketing lateral, es otro tema diferente).

Lo he utilizado en diferentes mercados, en mi propia lista lo hago a veces y son emails que siempre, siempre, venden.

Además te hablo de lo que utilicé para un psicólogo y para el nicho de la nutrición. Exactamente, cada palabra.

Y te explico, de manera muy sencilla, cómo lo puedes implementar para tu negocio.

Desde luego, no tienes que ocultar que quieres vender nada. Al contrario.

www.emailparatrevidos.com

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo