Suscriptor me insulta gravemente

Ayer mandé un mail sobre la gente que enseña a vender “con valores”

Bien.

El caso es que un suscriptor me dijo…

Qué sabrás tú de valores. 

Claro que es necesario aprender a vender con valores. Imbécil. No todo es vender y vender, también hay que ayudar. 

Tú solo piensas en vender porque debes estar negro por dentro y solo ves dinero donde los demás ven personas. Das asco chaval. 

Y por cierto, tus mails son una puta mierda.”

Oh, que chico tan sensible.

Bien, no le respondí y cuando entré a la herramienta para darle de baja vi que ya lo había hecho él.

Pero repito ALTO y claro.

«Enseñar a vender con valores” es una gran estrategia comercial porque el mundo está lleno de idiotas que necesitan meter la concepto “valores” a su venta porque ni saben lo que son los valores ni saben vender.

Y así se sienten cómodos.

Es una estrategia de lobos con piel de cordero.

Entonces el lobo dice… “Caperucita, soy tu abuelita y te voy a enseñar a vender con valores, porque sin valores no se puede ir por la vida.

La venta es ayudar y sentirse bien, como yo te quiero ayudar a ti, Caperucita.”

Y Caperucita responde… “claro abuelita, es verdad, quiero vender y sentirme bien, estar alineada con mis valores, quiero poder pasear por el bosque y sentir que la venta es algo bueno. Gracias abuelita.”

Lobo: “Que te enseñe a vender con valores cuesta 697€ y te voy a dar un montón de bonus llenos de valores también”

¿Es una estrategia efectiva?

Coño claro, hay más tontos que ventanas. Los lobos con piel de cordero son los vendedores más agresivos y cabrones que te puedes encontrar.

Eso lo sabe cualquiera que haya trabajado en ventas alguna vez en su vida.

¿Las caperucitas aprenderán a vender? Sospecho que muy poco.

¿Aprenderán valores? Si tienes que hacer un curso para que te enseñen valores, entonces no necesitas un curso, necesitas un psiquiatra o un policía, para que te encierre.

El caso es que, por curiosidad, por saber quién era ese ex suscriptor tan dolido con mis comentarios, acabé en su web, y resulta que él también enseña a vender con valores.

Su página de ventas era de esas que me encantan.

Resulta que te daba cosas (lo que llaman bonus) por valor de 1997€ pero él vendía el curso por 397€.

Pedazo de rebaja.

Daba cinco súper bonus irresistibles. Cinco. Y los valoraba él, así, a ojo de buen cubero en 1997€.

Pero como tiene un montón de valores, te lo deja en 397€.

No como yo, que soy un cabrón y si mañana cambio el precio de mi curso será por uno más caro, nunca por uno más barato. Y no acabará en 7.

El tema de dar y dar un montón de cosas y ponerles esos precios imaginarios y fuera de toda realidad, se utiliza como estrategia de ventas.

Ahora, ¿funciona?

¿Funciona tanto cómo crees?

Oye, ¿has probado a decir la verdad?

Bien.

Si quieres que tu lector lea y compre sin tener que insultar su inteligencia, mira aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo