Una forma muy eficaz de desactivar a los idiotas

Sé acojonantemente bueno en cualquier cosa y te crearás tus propios enemigos.
Charles Bukowski.

 

 

Mucha gente, por lo que escucho a menudo, anda siempre preocupada por lo que se puede decir de ellos.

Entiendo el sentimiento, pero no lo comparto.

Es una pérdida de tiempo.

 

Cuando alguien monta un negocio o vende libros o chicles, da igual, tiene que proyectar algo.

Tiene muchas cosas de las que preocuparse, pero nunca debería ser una preocupación lo que digan los enemigos que irán saliendo, sin duda. (La preocupación debería ser no tener enemigos)

 

¿Y por qué es absurdo preocuparse por algo así?

Por la sencilla razón de que no lo puedes controlar.

Te puedes beneficiar, eso desde luego, pero nunca lo podrás controlar.

 

Las cosas que digan malas, las cosas que digan más malas, lo que pueda ser verdad, lo que pueda ser mentira, lo tergiversado, todo, absolutamente todo eso, está fuera de tu control.

Así que sabiendo eso, ¿por qué preocuparse por ello?

No hay nada que puedas hacer. Un idiota es un idiota.

 

Entonces, en este mundo miedoso y de postureo, muchas personas andan preocupadas por lo que un desocupado, al que no conocen, piense y diga de él o su negocio.

En vez de preocuparse de ser, sencillamente, los mejores que puedan ser. Hacer las cosas bien. Trabajar, caer, aprender, disfrutar, sufrir y disfrutar más, en fin, la vida.

Preocuparse, al fin y al cabo, de algo que esté bajo su control. Ese es el camino.

 

Bien.

Una de las cosas más importantes que se pueden hacer y que, curiosamente, menos gente le presta atención (hasta que lo descubren), es cómo presentar tus propuestas, tus presupuestos.

Vendas lo que vendas.

Hasta para alguien que pretenda alquilar por más precio que su competencia, su auto-caravana. Este ejemplo en concreto y cómo se puede aplicar para cada caso, lo vemos en la Masterclass.

 

Y es tan importante porque cuando tú presentas un presupuesto de tal manera que muestras seguridad, solvencia, preparación, iniciativa y de visión completa…

Cuando tú presentas un presupuesto excitante, un presupuesto con el que bastantes clientes digan “este presupuesto debería valer dinero” o “voy a trabajar contigo aunque vas más alto que todos los demás a los que pregunté…”

 

Estás lanzando un mensaje al mundo.

Un mensaje que habla por ti y que nadie puede destruir.

Tu mensaje.

Tú.

Y en la Masterclass de cómo elaborar presupuestos que eligen clientes (A 80€ hasta el día 31, luego sube a 100€), te enseño, paso a paso, cómo hacer eso.

Llevo años enseñando y aplicando esto.

Si quieres cobrar más (de verdad y dando razones) y aumentar considerablemente la aceptación de tus propuestas, mira aquí:

Presupuestos

Isra Bravo

 

*Copywriter Isra Bravo